Protegiendo el exterior: barreras de infrarrojos o sensores de exterior

Siempre que pensamos en proteger nuestra casa se nos viene a la cabeza poner una alarma o unas cámaras de videovigilancia para colocarla dentro, pero, con muchísima más frecuencia de lo que deberíamos nos olvidamos de que el exterior de nuestra casa también puede ser vulnerable, y es un espacio a través del cual se puede acceder a nuestra vivienda fácilmente si no la tenemos protegida.

Por eso tenemos que tener cubierto también este espacio.

La protección de nuestro hogar, exterior e interior, no es para tomársela a la ligera, y nosotros lo sabemos, y por eso te ofrecemos las mejores soluciones para que sea un espacio seguro para ti y para los que más quieres.

Por suerte, los sistemas de alarmas que tenemos hoy en día permiten añadir periféricos para mantener a salvo también el exterior de tu casa, ya sea un terreno de gran tamaño o uno más pequeño, como son los sensores exteriores o las barreras de infrarrojos.

Empecemos hablando de las barreras.

Son un sistema de seguridad que generan haces de infrarrojos, de forma que cuando se cortan esos haces por la presencia de una persona envían una señal a la central de alarma. Constan de un emisor y un receptor que se colocan enfrentados y que se conectan a una zona cableada de la misma.

Podríamos decir que las barreras son una primera medida de seguridad ante la intrusión, detectando cualquier intento temprano de acceder a tu parcela o jardín, creando una “valla” periférica alrededor de tu casa y que tiene un gran efecto disuasorio.

Son perfectas para proteger grandes espacios donde los sensores de movimiento se quedan cortos en cuanto a lo que distancia se refiere al ser capaces de cubrir muchos metros, y, evitan falsos avisos al saltar únicamente cuando todos los haces son cortados. Además, su sistema antisabotaje y su carcasa de protección a la lluvia y al polvo las hace aptas para su uso en el exterior con todas las garantías. Presentan una gran ventaja: son compatibles con cualquier sistema de alarma que disponga de zonas cableadas, mientras que los sensores son exclusivos para cada uno de ellos.

¿Y los sensores de movimiento aptos para exterior?

Son otro sistema para proteger nuestros exteriores. Los recomendamos para cubrir espacios más pequeños como terrazas o porches, y resultan muy fáciles de instalar y ajustar.

Detectan el movimiento en volumen describiendo un abanico de haces de luz que, al cortarse con la presencia de un individuo, emiten por radiofrecuencia una señal al panel de la alarma.

Los sensores de Triple Tecnología son los más adecuados para usar en exterior, ya que combinan infrarrojos, microondas y análisis masa/volumen. Están equipados con una visera que los protege del sol y una carcasa para hacerlos resistentes a la lluvia y al polvo.

Es posible caer en la tentación de colocar un sensor de interior en el exterior, algo que no recomendamos en ningún caso, pues al no estar preparados para soportar las inclemencias del tiempo es posible que su vida se reduzca considerablemente, y, con toda seguridad, dará falsos avisos.

Es SuperInventos.com te aconsejaremos cuál es la mejor solución para ti en caso de que tengas dudas y siempre adecuándonos a tus necesidades, de una forma profesional y con toda la confianza que te puede ofrecer un amigo. Sólo tienes que llamarnos al 954 18 66 32.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s