Cómo espiar utilizando mini cámaras

No hay comentarios

La instalación de cámaras espías es algo bastante normal en casos en los que sospechamos de que se está realizando una acción ilegal o con fuertes efectos negativos sobre nosotros o nuestro entorno. En la gran mayoría de ocasiones instalamos las cámaras con la intención de que se vean, ya que generan un fuerte efecto disuasorio que puede evitar una intrusión o acto vandálico. También las empleamos para vigilar a personas mayores o animales de compañía, donde no suele importar si resultan visibles. Sin embargo, con las cámaras espías buscamos justo lo contrario, que es vigilar usando un dispositivo que no se aprecie a simple vista para comprobar qué hace una persona determinada sin alterar su comportamiento por el hecho de saber que está siendo vigilada.

Las situaciones en las que puede ser necesaria el uso de cámaras espías son muy diversos, aunque se pueden resumir las más comunes:

  • Maltratos en el ámbito familiar.
  • Sospechas de que el personal de limpieza y/o mantenimiento está robando nuestras pertenencias.
  • Agresiones por parte de personas encargadas de cuidar niños o personas dependientes.
  • Confirmar una infidelidad.
  • Simplemente saber qué hacen nuestros hijos cuando no estamos en casa.

Para instalar una cámara espía y capturar buenas imágenes con las que conseguir pruebas suficientes tenemos que tener en cuenta varios factores que explicamos a continuación.

El tamaño. Obviamente para que una cámara de vigilancia no se note a simple vista tiene que tener unas dimensiones muy reducidas, de forma que se pueda meter en un objeto hueco, o incluso entre varios objetos que estén muy juntos para que no se distinga.

Otro aspecto importante es la autonomía. Una cámara que funcione durante varios días sin necesidad de conectarla a una fuente de alimentación resulta muy práctica, ya que puede ponerse en el lugar más recomendado para tener una buena visual y discreción sin necesidad de que haya enchufes cerca.

La grabación es algo fundamental en cámaras espías ya que, en caso de confirmarse las sospechas que motivaron la instalación del dispositivo, obtendríamos pruebas en vídeo para tomar las medidas oportunas posteriormente. Es importante que cuente con una buena resolución, ya que los hechos que se pretenden grabar en estos casos son bastante sensibles y conviene tener imágenes claras en las que poder apreciar todo lo que ocurra sin ningún ápice de duda.

Conexión a Internet. Este aspecto no es tan determinante como los anteriormente mencionados, pero sin embargo puede resultar muy útil para realizar tareas de vigilancia discretas, como puede ser en una segunda residencia en la que queramos simplemente comprobar de forma periódica si está todo bien pero no queremos correr el riesgo de que se lleven la cámara. Otro caso sería que nos encontremos próximos a la cámara, y estemos viendo las imágenes en directo para actuar a la vez que están ocurriendo los hechos.

La legalidad. Por último, pero no menos importante, hay que recalcar la legalidad de las grabaciones. Las motivaciones por las que se coloca una cámara espía ya es de por sí un indicativo de si las grabaciones son legítimas. Por ejemplo, no es lo mismo buscar pruebas de un suceso del que tengamos cierta sospecha y queramos confirmarlo, que simplemente tener la cámara puesta para grabar todo lo que ocurra. Tampoco es lo mismo tenerla en el salón que en un dormitorio, que es un entorno más privado. Una de las claves para entender si la instalación de la cámara es legal es si la medida es proporcional a las necesidades y si va dirigida a la protección del entorno de las personas que vivan en el inmueble. En cualquier caso, recomendamos que ante cualquier duda se consulte en la página de la  Agencia Española de Protección de Datos para estar seguros de la legitimidad de la instalación.

Si quieres conocer nuestro catálogo de cámaras y micrófonos espías, puedes visitar nuestra tienda online SuperInventos.com o llamarnos al 954 18 66 32 para hablar directamente con nosotros.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s