Seguridad sin cuotas ni costes

No hay comentarios

Tener un sistema de seguridad electrónica en nuestra casa o negocio está a la orden del día y resulta cada vez más habitual. Estos sistemas proporcionan tranquilidad extra al saber que contamos con dispositivos que disuaden a los ladrones y alertan en caso de intrusión, como los sistemas de alarma. Además, los sistemas de seguridad también pueden conectarnos a nuestra casa o negocio mediante imágenes a tiempo real desde el smartphone y grabaciones almacenadas gracias a un sistema de cámaras.

Existen multitud de alternativas en cuanto a equipos de seguridad se refieren, con distintas prestaciones tanto en rendimiento como en precio. Por ello, la pregunta que toda persona que compara distintas alternativas es: ¿qué diferencias hay entre un sistema de seguridad con cuotas y uno sin cuotas?

Los dispositivos de seguridad con cuotas son aquellos gestionados por la entidad que proporciona el servicio. Por ejemplo, cuando salta una alarma, el aviso se realiza directamente a la central receptora CRA, que es la encargada de revisar las cámaras y mandar la alerta al cliente (el propietario de la vivienda o local). La gestión de los dispositivos la hace directamente la central, teniendo acceso a todo el equipo (cámaras, configuraciones, historial) si es necesario.

Los equipos contratados con una central receptora están sujetos al pago de la cuota de mantenimiento, ya que en el momento en que se dejan de abonar se anula el servicio y no es posible realizar ninguna configuración adicional por parte del cliente.

Los elementos de seguridad sin cuotas ofrecen las mismas prestaciones que los que tienen mensualidad, con la única excepción de que el sistema lo gestiona el propietario del equipo y no una empresa. Esto significa que, en caso de salto de alarma, el equipo avisa directamente a los usuarios del sistema y no pasa por intermediarios. Una vez notificada la alerta, son los propios usuarios quienes revisan los avisos y las cámaras de vigilancia.

El caso de los sistemas de videovigilancia es exactamente igual, ya que se configuran según las necesidades del propietario. Siempre es el usuario quien tiene acceso tanto a las imágenes en directo, a las grabaciones y a la configuración del sistema. Además, los equipos en propiedad son mucho más seguros y privados que los conectados a central receptora, pues el propietario del equipo sabe al 100% cuántas personas tienen acceso a las imágenes y quién se conecta en cada momento.

Estos dispositivos tienen múltiples ventajas frente a los que están sujetos a cuotas, siendo el más importante y obvio, que no hay que abonar elevadas cuotas mensuales para tener el sistema operativo. Una vez que el usuario compra el sistema, toda la gestión la realiza el propietario para ajustar la configuración a sus necesidades.

En SuperInventos.com contamos con más de 25 años de experiencia en el sector, con los mejores profesionales para asesorarte y con el mayor catálogo online de videovigilancia y seguridad electrónica. Si quieres hablar con un experto que te asesore de manera personalizada sobre el equipo que mejor se adapta a tus necesidades, llámanos al 954 18 66 32.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s