Cada vez son más los hogares y los negocios que sufren robos y asaltos, por lo que muchos propietarios deciden colocar alarmas como medida de seguridad y protección. No obstante, hay muchísimas personas que no le sacan todo el jugo a estos sistemas de protección.

Cuando colocas un sistema de alarma es necesario considerar aspectos como dónde lo quieres colocar o los recursos que tienes (como si dispones o no de conexión a Internet en el lugar donde la instalarás), sobre todo porque quien quiera robarte lo primero que va a buscar son puntos débiles por dónde atacar. Si quieres evitarlo, lo mejor que puedes hacer es colocar una placa disuasoria e informativa de que tienes alarma. 

Leer Más

Hoy en día una de las mejores formas de evitar disgustos en casa por intrusiones, por ejemplo, es tener un buen sistema de alarma para que podamos tener la completa tranquilidad de que todo va bien.  

No obstante, hay muchas personas que son reacias a poner en casa alarmas sin cuotas debido a las falsas creencias que existen alrededor de ellas, algunos de los cuales queremos refutar en este artículo.

Leer Más

Para las empresas y negocios de tamaño medio es más que fundamental, imprescindible, conocer y, en la medida de lo posible, predecir el comportamiento de sus clientes de forma que puedan ofrecer mejores servicios y productos de mucha más calidad a los clientes que ya tienen y a los potenciales.

Para esto (estamos seguros de que no te va a sorprender nada) es una gran herramienta la videovigilancia, sí, las cámaras de videovigilancia y los grabadores.

Leer Más

Cada vez hay más okupaciones de viviendas, y cada vez más propietarios que las sufren.

La próxima puede ser la tuya.

¿Vas a permitirlo?

Que te okupen tu vivienda es un problema serio, pues sabes que con toda seguridad te la van a dejar en muy mal estado, y si piensas alquilarla para el verano o durante todo el año, olvídate. Van a destrozarla, y te va a costar tiempo y mucho dinero el poder recuperarla y hacerla de nueva habitable.

Leer Más

¿Quién no necesita descansar y desconectar durante las vacaciones o un fin de semana?

Para eso se utilizan las segundas residencias, casas o pisos en los que no vivimos todo el tiempo, pero sí vamos a ellas para pasar unos días tranquilos y salir de la rutina.

Estas segundas residencias, al no estar siempre habitadas, son más propensas a que sufran la visita de los okupas, lo que significa que te puedes ir olvidando en un tiempo considerable de ellas y que vas a tener que pagar mucho dinero para poder recuperarla.

A todas luces, una okupación ilegal de una segunda residencia tiene una serie de inconvenientes importantes, tanto a nivel legal como mental. En lo que se refiere al aspecto legal, y aunque el artículo del Código Penal 245 ampara al propietario, es cierto que el proceso para desalojar a los okupas puede tardar bastante, y además, en la mayoría de las ocasiones, al salir de la vivienda, han causado estragos en ella.

Leer Más